Madres no hay más que dos

Rocío Martínez (redaccion FF)

Por primera vez en la historia nacerá un bebé con dos madres biológicas. Se llamará Lluna (Luna en Valenciano) y está previsto que nazca para finales de julio o principios de agosto. Sus madres Verónica y Mónica repasan los últimos detalles para tenerlo todo preparado el día del parto, aunque en estas cosas no se puede tener todo bajo control, por ahora no les falta la cuna, la ropa de bebé ni el carrito, aunque aseguran que “les costó dar con el truco para plegarlo”, lo que parece que no les ha resultado complicado es engendrar a una niña que lleve la esencia de las dos, Mónica ha puesto el útero y Verónica ha aportado su óvulo ya fecundado con semen anónimo, de este modo ambas toman parte en la gestación del bebé. España es el único país junto con Holanda que permite llevar a cabo este tipo de prácticas que suponen un avance para todas las lesbianas que quieran ser mamá.
Lo de la maternidad era algo que Mónica siempre había tenido claro, por su parte Verónica asegura que Lluna es “una hija en la que nunca había pensado y que desde hace nueve meses es la razón principal de mi vida”, con esta ilusión y cariño la pareja valenciana espera impaciente el día del parto en su dúplex próximo a la playa de la Malvarosa, un lugar en el que sin duda Lluna crecerá sin problemas.
Ellas van a ser las pioneras en poner en marcha en España la técnica ROPA (Recepción de óvulos de la pareja) y tras su atrevimiento son ya muchas las parejas que se plantean este tipo de inseminación, pero la lucha no ha sido fácil, el peor momento lo pasaron cuando descubrieron que la ley no contemplaba el que una madre donara su óvulo fecundado a la otra, tampoco lo prohibía, simplemente obviaba esa posibilidad de modo que ésta quedaba en saco roto y “ los médicos se lavaban las manos”, asegura Verónica. Al final la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida ha dado el visto bueno, dictamen que ha sido valorado como una “decisión positiva” desde el Ministerio de Igualdad y que supone un gran paso para todas las lesbianas.
La doctora Elena Pau, ginecóloga que lleva el embarazo de Mónica y Verónica desde el principio, asegura que “Todavía no es un método muy conocido pero a medida que las parejas en tratamiento lo vayan difundiendo, la técnica se extenderá y no tardará mucho en convertirse en una práctica habitual” que acabará con el dicho de que “madre no hay más que una” dando paso a la posibilidad de que haya una madre biológica genética y una madre biológica gestante.
Una vez más se levanta la polémica sobre cómo puede afectarle a la niña el hecho de no tener una figura paterna, por su parte Alfredo Oliva, profesor de psicología evolutiva de la universidad de Sevilla, no encuentra ningún problema en que un niño se crie en una familia homoparental, “El niño que nazca, por ejemplo, en un matrimonio de lesbianas, crecerá sin mayores problemas si recibe el amparo y el amor necesarios”, asegura Oliva. “La figura masculina, si la necesita, la encontrará en un tío, en el abuelo o en un amigo de la familia. Porque la clave de todo buen desarrollo se encuentra en la felicidad”.

2 comentarios:

ANDREA dijo...

Increíble noticia!!!!. Me encantaría tener más información, ya que mi pareja y yo también queremos un bebé de las dos. ¿Sólo se lleva a cabo en la Clínica Quirón de Valencia?. Hace unos meses nos dieron una charla en Cogam (Clínica Procratec) y nos dijeron que esta práctica era ilegal en España...Gracias:
AMST

Anónimo dijo...

Hola,
nosotras somos una pareja que está en el proceso.
vamos a hacernos la tecnica ROPA en la clinica IREMA de alicante y en breve comenzaremos todo.
Estamos muy ilusionadas.

Nos gustaria conocer experiencias de otras parejas.
gracias por todo