Aumenta la violencia contra los homosexuales en Irak

Fernanda Muslera (Redacción FF)


La ONG Human Rights Watch ha denunciado un incremento dramático de los asesinatos y abusos contra los gays en Irak. En un informe titulado “Quieren exterminarnos: Asesinato, tortura y orientación sexual y de género en Irak” la organización recoge testimonios de los numerosos casos de secuestros, torturas, mutilaciones y asesinatos que se producen en el país árabe. Según la ONG, al menos noventa hombres han sido asesinados en lo que va del 2009, aunque la cifra podría ser mucho mayor por la cantidad de desaparecidos y crímenes no denunciados.

Los ataques más crueles se produjeron en Bagdad y han sido adjudicados, al menos en forma indirecta, a las milicias chiíes radicales lideradas por Muqada al Sáder. Uno de los testigos de la violencia aseguró "Cuatro hombres armados enmascarados y vestidos de negro irrumpieron en la casa. Preguntaron por él (su pareja), le insultaron y se lo llevaron delante de sus padres. Fue encontrado en el barrio al día siguiente. Habían arrojado su cadáver en la basura. Le habían cortado los genitales y le habían arrancado un trozo de la garganta". Muchos de los sobrevivientes de los secuestros y torturas señalan, a su vez, que los captores buscaban conocer los nombres de otros homosexuales para castigarlos.

La ola de violencia crece frente a la pasividad de las autoridades iraquíes. Según el HRW, miembros de las fuerzas de seguridad estarían involucrados en la campaña anti homosexual. El Ministerio del Interior ha solicitado pruebas de estas acusaciones aunque ha reconocido que raramente los familiares de las víctimas denuncian estos hechos porque " consideran hablar del asunto peor que el crimen en sí".

Si bien en Irak no existe una ley que prohíba la homosexualidad, a diferencia de otros países árabes, las milicias dicen actuar de acuerdo a la ley islámica que prohíbe esta práctica, aunque, como señala HRW, contradicen los principios del Islam en cuanto al uso de la violencia.