Liechtenstein:Shoegaze Pop como estrategia de supervivencia en un mundo moderno

Olga de Asenjo

Un dulce twee pop describe a este trío de Gotemburgo formado por Naemi (bajo), Renee (guitarra) y Elin (batería), que entró con el pie derecho a la escena Indie internacional formando parte del New York Popfest en mayo de este año. La banda se formó en 2005 con grandes influencias británicas de los 80’s, como Dolly Mixture o Talulah Gosh. En 2007 lanzaron su primer single 7’’ Stalking Skills y ahora, sin ninguna pretensión, nos presentan su primer mini álbum Survival Strategies In a Modern World (Slumberland Records, 2009) donde el mejor consejo para la supervivencia, dicen, siempre será la diversión.

Sonidos al estilo Pains of Being Pure at Heart con un poco de Kleenex y Vivian Girls hacen que Liechtenstein forme parte de una nueva ola de bandas suecas indie pop, catalogándose dentro de las llamadas Shoegaze Pop, bandas que en directo se concentran en el uso de pedales como si estuvieran mirando sus zapatos en el suelo. Sus canciones se componen, en su mayoría, de melodías vocales que se mezclan con creatividad a buenos efectos de guitarra.

Survival Strategies In a Modern World combina emocionantes destellos de post-punk en All at once o White Dress, junto con notas suaves y armonías instrumentales en Roses in the Park. Incluso tienen cabida sonidos caramelo y una guitarra acústica en The End. Se hace corto con sus 9 canciones y casi 23 minutos de duración. Quizás no son lo suficiente buenas tunes para un disco de calidad pero SSIMW puede ser una estupenda introducción al twee, o una obra de arte para los adeptos al indie más melódico.

Eso sí, es un disco astuto, uno de esos que las mujeres solemos hacer. La clave está en dejar que te envuelva aunque, a veces, tanta azúcar puede llegar a empachar.