Series con lesbianas: no es cuestión de cantidad, sino de calidad

Olga de Asenjo

Os adelantamos las nuevas incorporaciones lésbicas en series de televisión del otro lado del charco. En algunos casos la aparición del personaje es tan breve que hace falta estar atentas.

Cualquiera que no pueda evitar la tentación del zapping en prime time se habrá dado cuenta de que son numerosos los personajes lésbicos que participan de nuestra ficción dramática. Y lo hacen de una manera cada vez más importante, desarrollando papeles con peso dentro de la trama. Pues bien, en EEUU parece que se está invirtiendo esta tendencia, sobre todo después de que The L Word llegase a su fin. Apenas existen personajes lésbicos en las series norteamericanas. Y no estaríamos preocupadas si se tratase de otro país, pero resulta ser al que el resto miramos por su cantidad y calidad en cuanto a ficción dramática se refiere. ¡Qué demonios! conocemos su cultura tanto o más que ellos, la hemos mamado desde niñas. Guardamos sus escenas y paisajes en la retina y conocemos a sus directores y actores más que a los propios. Y, ahora, nos dejan sin representación.

Que eso pase allí es tan grave como si nos lo hicieran en esta España nuestra. Porque, no nos engañemos, no es lo mismo ver Hospital Central o Los hombres de Paco que Urgencias o The Wire. En las cuatro series hay personajes “bollo” y las temáticas son paralelas, aunque son incomparables en cuanto a producción, actuación y guión. Será por el presupuesto, será porque las autóctonas tienden siempre al “culebrón”, pero acabamos echando de menos series americanas donde vernos reflejadas.

Esto es lo poco de calidad que veremos nuevo este año en series americanas:

The Closer
La detective más freaky de la tele ha esperado hasta la quinta temporada para incluir una agente del F.B.I. lesbiana en su escuadrón.
Pro: está de muy buen ver.
Contra: sólo saldrá en cuatro episodios y su lesbianismo se conocerá por alusiones.
True Blood (Sangre fresca)


La segunda temporada de la serie de Allan Ball nos alegra con la incorporación de Evan Rachel Wood interpretando a una vampira lesbiana.
Pro: promete más de una escena subida de tono.
Contra: hasta casi el final de la temporada no podremos disfrutar de ella.
Mental

Nueva serie de la cadena Fox que se desarrolla en un hospital de salud mental de Los Ángeles donde trabaja la Dra. Chloe Artis (Marisa Ramírez).
Pro: desde el segundo capítulo se sabe que es lesbiana.
Contra: suposiciones mías, pero no parece que vaya a tener mucho protagonismo en la trama.

Os dejamos con este escueto repaso en el que valoramos la calidad, no la cantidad.