The sounds: Crossing the Rubicon: Escuchas de una muerte anunciada

Olga de Asenjo

Como cada vez que hago una crítica me cargué el nuevo disco de The Sounds al MP3 y me dispuse a la primera escucha, al minuto tres en mi cabeza solo retumbaba una idea: ¡Es como la banda sonora del High School Musical cantada por una tía de 29 años!

Pensando que podía ser cosa de un mal día intenté, poco después, una segunda escucha. Cuando le di al play sabía que esta vez me lo tenía que tragar, y ¡completito!

Con sus 12 canciones Crossing the Rubicon, el tercer largo de The Sounds, suena tan cursi como poner a Conchita a cantar en inglés sobre lo maravilloso que fue crecer entre jardines y flores. La banda sueca remasteriza su sonido para convertirse en una mezcla de rock electrónico pop sin calidad.

En el disco suenan guitarras suaves y una batería que pretende hacerte mover, el órgano es uno de sus ingredientes principales pero, si pudiéramos decir que el disco tiene algún tipo de personalidad, sería la voz de la líder: Maja Ivarsson, quien tiempo atrás quiso ser la mejor vocalista del mundo. No es de extrañar que ahora sus letras nos hablen de sueños no cumplidos.

Aunque The Sounds haya tocado con bandas como The Strokes o The Killers si este año logran colarse en las listas internacionales más importantes será con Beatbox, el único hit de Crossing the Rubicon que puedes escuchar con el volumen en MAX.